Para conocer la historia y la cultura de la ciudad de Palma no hay nada mejor que saborear su gastronomía visitando los bares de tapas en Palma de Mallorca. Y para que no te pierdas ninguno de sus exquisitos sabores, te vamos a enumerar cinco de sus platos típicos.

- El frito mallorquín: Es uno de los platos estrella de la isla. Se cree que su receta data del siglo XIV, por lo que sería una de las más antiguas. Se elabora con diferentes tipos de verdura según la época del año y suele ir acompañado de carne magra de cerdo o de cordero. Puedes encontrarlo fácilmente en muchos bares de tapas en Palma de Mallorca.

- El tumbet: Es un plato ideal para vegetarianos, elaborado solo a base de verduras. Para su preparación se fríen las berenjenas y las patatas y se colocan en una tradicional cazuela de barro. A las verduras se añadirá una salsa elaborada a partir de tomates maduros, aceite, ajos y sal.

- Sopa mallorquina: Es un caldo hecho a base de verduras que suele servirse acompañado por rebanadas de pan payés cortadas muy finas.

- Arròs brut: Es un arroz caldoso cocinado en una cazuela de barro con carne, embutido, verduras, especias y setas. Algunos de sus ingredientes pueden variar dependiendo de la temporada.

- La coca de trampó: Es un excelente aperitivo o entrante. La coca típica mallorquina se elabora sobre una masa hecha de harina, huevo, agua, aceite, mantequilla y sal; a la cual se le añaden pimientos rojos, pimientos verdes, tomates, cebolla, pimentón, aceite de oliva y sal.

Palma de Mallorca te ofrece un amplio abanico de deliciosos platos en su gastronomía, entre los que no te puedes perder su deliciosa variedad de carnes a la brasa. Desde nuestro restaurante Pinxitos te invitamos a saborear cada uno de sus platos.